Turismo Inteligente

0

 

El sector turístico en España tiene suerte. Más de 80 millones de visitantes se esperan este verano, lo que nos convierte en el segundo receptor del mundo según las últimas cifras de la Confederación Española de Hoteles y Alojamiento Turístico (CEHAT). El boom en la industria del turismo ha dado lugar a nuevos términos como turístico 3.0, así como nuevos modelos. ¿El último? Smart travel turismo inteligente.

En el turismo inteligente, un destino turístico no puede ser inteligente si no es accesible

Este concepto pretende utilizar la tecnología para enriquecer la experiencia turística. Por ello, tanto las empresas de turismo como las de tecnología compiten por crear infraestructuras tecnológicas de vanguardia a través del desarrollo de la realidad virtual, grandes datos, realidad aumentada, simuladores, aplicaciones, chatbots, beacons o pantallas táctiles con todo tipo de información Con la posibilidad de ser personalizado. Todo esto con el objetivo de conquistar una nueva generación, los milenios. Este nuevo perfil de visitante ya no pide conocer ciudades o visitar hoteles, sino conectar con Smart Cities y Smart Hotels. Desde FMI Business School indican tres pilares fundamentales en el turismo inteligente para conseguirlo:

Innovación tecnológica . Las competiciones digitales de turismo no son una mera adaptación de los procesos actuales a las nuevas tecnologías. Es mucho más que eso, es introducir nuevas competencias absolutamente vinculadas a lo digital y donde la actividad colaborativa horizontal refuerza la creación de vínculos que hace fluir y enriquecer las funciones en la interacción que va a estar permanentemente conectada, tanto de las empresas Tanto con los turistas como entre los equipos de las propias organizaciones e incluso entre los clientes, en una conversación constante e infinita. Esta fue una de las principales conclusiones de una conferencia celebrada recientemente en la Escuela de Negocios del FMI sobre Tendencias en la Innovación y Marketing Turístico Digital, a la que asistieron ponentes de importantes empresas del sector hotelero.

Accesibilidad. Un destino turístico no puede ser inteligente si no es accesible. Una iniciativa interesante en este sentido es la implementación de balizas inteligentes diseñadas para la identificación y localización de objetos cercanos. Un mundo de nuevas posibilidades para que las personas ciegas sean asistidas por aplicaciones en sus teléfonos inteligentes. Lugares donde pueden disfrutar no sólo de personas con algún tipo de discapacidad, sino también de ancianos y familias con niños pequeños.

Sustentabilidad. La industria turística ha añadido a la sostenibilidad, hecho fundamental en un sector donde el consumo de agua puede estar entre 200 y 500 litros por cliente por día, según José Lozano de Stalvia . Además, el gasto energético supera los 1.230 millones de euros al año, según Instituto Tenológico Hotelero (ITH). De hecho, los hoteles ya están aplicando medidas en consonancia con las recomendaciones medioambientales tales como: 100% materiales reciclables, sistemas eléctricos de baja energía, aislamiento máximo del edificio para ahorrar tanta energía como sea posible e incluso sistemas de limpieza con Ozono sin productos químicos