¿También Apple? El sensor de huellas del iPhone 8, a la espalda

0

 

El Samsung Galaxy S8 no es el primer móvil con sensor de huellas dactilares ubicado a la espalda del dispositivo, ni mucho menos, pero sí uno de los que más ha dado que hablar en este sentido. El cambio en el factor forma, por su parte, ha propiciado que ‘no quede espacio’ en la superficie frontal para montar allí este sistema de seguridad biométrica. Y es algo que, al parecer afectará también a Apple con el iPhone 8. Hacia eso mismo apuntan los rumores y filtraciones más recientes en torno al terminal de la manzana mordida.

El diseño es un factor de relevancia en un teléfono inteligente. Con el Samsung Galaxy S8 la firma surcoreana lo ha puesto de manifiesto al máximo nivel al eliminar los marcos delanteros casi por completo, como LG Electronics, y verse forzada –tanto una como otra-llevar el sensor de huellas a la espalda. No hay espacio físico en la delantera, y la única alternativa sería montar tecnologías como la de Synaptics, con el sensor bajo el panel delantero. Sino, sencillamente dejarlo detrás, como muchos otros móviles han hecho durante los últimos años.

iphone 8 render

Sensores de huellas dactilares a la espalda como única opción: también en el iPhone 8

Iremos viendo si los pronósticos de analistas se cumplen, y si los rumores y filtraciones son ciertos. Pero todo apunta al sensor de huellas trasero para el iPhone 8. Y sería una de las consecuencias, como en los LG G6 y Samsung Galaxy S8, de eliminar los marcos de la pantalla en la superficie delantera. Ahora bien, hay una diferencia crucial –según las filtraciones- en el diseño del iPhone 8 y el del LG G6, y es que este sensor ocupa la parte central de la espalda del dispositivo, más cercana para el dedo índice del usuario en una posición natural de sujeción. Las críticas al Samsung Galaxy S8 han sido por ubicarlo demasiado arriba, y demasiado cerca de la cámara.

Si este diseño para el iPhone 8 se cumple, con el sensor de huellas dactilares a la espalda como muestra el render de su chasis, igualmente quedaría disponible la parte más baja de la pantalla para cumplir las funciones de TouchBar y mantener la tecnología 3D Touch que, año a año, cada vez se aprovecha en mayor medida por la actualización de apps y del sistema operativo móvil de Apple.