El Nokia 3310 llega a Europa algo más caro de lo esperado

165

 

La firma finlandesa –ahora licenciando su marca- vuelve a la telefonía móvil tal y como nunca debió irse. Su affair con Microsoft ha terminado y al fin retoman su apuesta por Android, que algún día arrancó de forma tímida con los Nokia X. Pero hay uno de sus nuevos teléfonos que no cuenta con Android, sino con Symbian S40, y que curiosamente es el que mayor expectación ha levantado: el Nokia 3310. Regresa y lo hace esta semana en Europa, pero con un precio algo más caro de lo que se prometió.

El nuevo Nokia 3310 no es un terminal puntero, evidentemente, ni pretende serlo. No cuenta con 4G ni 3Gy en él no podemos disponer de aplicaciones que hoy día son tan básicas como WhatsApp. Pero es un dispositivo pequeño, resistente y con botones físicos de gran tamaño, ideal para personas mayores. Y sí, también es el ideal para los nostálgicos que, sencillamente, quieren tener una unidad del relanzado Nokia 3310, uno de los teléfonos que han quedado como símbolo de la Nokia de los ‘años dorados’.

Esta semana se estrena el Nokia 3310 en el mercado, y es más caro que lo prometido

El terminal se mostró como un atractivo dispositivo de coleccionismo, como decíamos, porque su precio sería de ‘tan solo’ 49 euros. E igualmente como ideal para personas mayores por este y los motivos anteriormente comentados. Pero ese no será su precio, sino que llegará por 59 euros al mercado europeo esta misma semana, siempre y cuando lo compremos libre. Ahora bien, por el momento ningún operador –tampoco en otros países- ha adelantado que lo vaya a comercializar asociado a ninguna de sus tarifas. Tiene sentido, también, porque no aprovecha la red 3G, ni la 4G.

Hablamos de sólo 10 euros de diferencia, pero si tenemos en cuenta el precio original, la diferencia porcentual es bastante considerable. Desde Nokia y HMD Global, como es evidente, no han comentado nada al respecto; pero no se espera que sea un super ventas, sino sencillamente un icono que represente el regreso de la Nokia original –la de años atrás-, que tanto esperaban una importante parte de los usuarios de teléfonos inteligentes de la actualidad. Y con esto, una interesante campaña de marketing para derivar el interés a sus nuevos teléfonos inteligentes.