El Mayor Ataque de la História de Telefónica y de Internet

0

Telefónica ha sufrido un ataque de ramsonware en la mañana de este viernes en su sede corporativa. El grave incidente ha obligado a la operadora a avisar por megafonía a sus empleados de que apagaran los ordenadores por un problema de vulnerabilidad. En los avisos, que se han ido reiterando a lo largo de toda la mañana, la compañía ha pedido también a los trabajadores que desconectasen sus teléfonos móviles de las redes wifi de la empresa.

Los autores del ataque piden un rescate en bitcoin para recuperar los archivos bloqueados

Ferrovial, Everis y Vodafone cortan sus comunicaciones externas e Iberdrola y Gas Natural apagan sus ordenadores

Al parecer, el problema ha sido causado por un ramsonware, un tipo de programa informático malintencionado que restringe el acceso a determinadas partes o archivos del sistema infectado, y pide un rescate a cambio de quitar esta restricción. Fuentes internas de la teleco aseguran que los autores del ciberataque habrían pedido ya a la operadora un rescate para eliminar las restricciones a los archivos y equipos secuestrados. El pago se exige en bitcoin y, según ha precisado la empresa de seguridad Sophos, los ciberdelincuentes habrían solicitado en un principio un pago de 300 dólares por ordenador hackeado. Una cifra que iría aumentando según la empresa dejase pasar las horas

Ataque global

La alarma se disparó en todo el mundo. El software malicioso de tipo ramsonware, que también había afectado a otras grandes empresas españolas, se había extendido a escala global. Jakub Kroustek, especialista de Avast indicó en su blog que se habían detectado 57.000 ataques del WanaCrypt0r 2.0 en todo el mundo, con Ucrania, Rusia y Taiwán como principales objetivos. También Costin Raiu, director global del equipo de investigación de Karspesky Lab, señaló en Twitter que su empresa había detectado 45.000 ataques ramsonware en 74 países alrededor del mundo. Entre los principales afectados, la sanidad pública británica (NHS) donde el virús dejó paralizado a 16 hospitales.